Últimamente estoy discutiendo, siempre muy amablemente jeje, con otros DJs e incluso con profesionales que trabajan en discotecas (personal de barra, seguridad, limpieza, etc) acerca del dinero que debería cobrar el DJ. Partiendo de la base de que no pinchas gratis, quizás este post te ayude a tener razones de peso para convencer al empresario o al encargado de turno de que tu trabajo como DJ vale más que el de otros compañeros en tu club.

dj corazon

Las razones objetivas por las cuales un DJ debe ser de los trabajadores mejores pagados en una discoteca son las siguientes:

1. El DJ no trabaja sólo en la discoteca: Hay una especie de leyenda urbana que habita en la mente de muchos individuos por la cual el DJ sólo trabaja cuando pincha. Y realmente es al revés, el DJ cuando pincha es porque previamente ha realizado un trabajo de búsqueda y selección musical, con lo cual pinchar un fin de semana es el resultado de estar toda la semana trabajando para llegar al local con la mejor música posible.

Lógicamente, este trabajo previo debe de ser pagado. Del camarero no se espera que en su casa practique con los cocktails que tiene que servir durante el fin de semana y si lo hace es durante un tiempo limitado hasta que llegue a dominar dichos combinados. Sin embargo, en el caso del DJ, este proceso es constante y sino lo hace simplemente no está realizando bien su trabajo.

El DJ no trabaja solo en la discoteca

2. El DJ debe invertir en música: Sí, aunque no lo parezca, todavía existen muchos DJs que compran la música que pinchan. Está claro que cada vez son menos pero lo normal sería que al mes o a la semana como mínimo presupuestaras un dinero para gastarlo íntegramente en música.

 

 

Hay DJs que compran vinilos, otros se bajan el Top 10 de Beatport y una minoría rebusca entre CDs viejos con la esperanza de encontrar alguna joyita. En el peor de los casos, aunque piratees tu música, necesitarás una conexión a Internet decente. Con lo cual, directa o indirectamente, adquirir la música que pinchas en tus fiestas te supone un gasto de dinero considerable al mes que ha de ser tenido en cuenta.

descargar mp3

3. Comprar equipos: Sí lo sé, la discoteca normalmente compra los equipos para que el DJ pinche, pero este debe practicar en casa. La práctica es la que hace al maestro, así que periódicamente en casa debemos probar nuestras mezclas, escuchar como suena en nuestro equipo la última música que hemos adquirido y en definitiva acostumbrarnos a que no sólo se pincha en el club sino en casa como quien come o duerme de forma habitual.

Tener nuestro propio equipo nos permitirá también pinchar en otros lugares y alquilar nuestra cabina, siempre que lo hayamos acordado así con el dueño de la discoteca y nuestra residencia sea flexible, e inclusive recurrir a nuestro equipamiento si el de la discoteca se rompe o se encuentra temporalmente inactivo por cualquier razón.

Comprar equiposConclusión

Si estas tres razones no te parecen suficientes, sólo has de comparar el trabajo de otros profesionales de las discotecas para observar que ninguno trabaja el número de horas que lo hace un DJ y que el nivel de gastos es bastante inferior.

El camarero llega y sirve las copas, limpia y se va. No hay trabajo previo y en la práctica trabaja el número de horas que se encuentra en el local.

El personal de seguridad si maneja unos gastos extras tales como gimnasio (la mayoría acude a fortalecer o a practicar algún tipo de arte marcial) y formación, están obligados por ley y dependiendo de su categoría profesional y la legislación de la comunidad autónoma donde trabajen a pasar unos cursos que lo habiliten para el ejercicio de su profesión. Aún así, con estos gastos extras, no se le acerca ni por asomo a los gastos que asume un DJ.

También invierten un montón de horas al año en asistir a juicios si los denuncia o si la policía los requiere como testigos, en estos supuestos están obligados a ir y son horas que no se pagan pero que están relacionadas directamente con su labor.

Finalmente, el profesional que más se acerca al nivel de gastos del DJ es el fotógrafo, que en los últimos años es casi un fijo en las plantillas de muchos clubs. El fotógrafo debe realizar un trabajo previo en casa para conocer y manejar correctamente la cámara, asistir a cursos de perfeccionamiento, gastar mucho dinero en material (cámara o cámaras, objetivos, baterías, tarjetas de memoria, etc.) y sobre todo muchas horas editando las fotografías. Así y todo, en mi opinión, el cómputo total de horas que el fotógrafo trabaja fuera de la discoteca es mucho menor que el DJ. Aunque eso sí, en el apartado de equipo, el fotógrafo suele gastar más porque necesita más variedad de equipo que el DJ.

Visto lo visto, ya no tienes excusa para hablar con el propietario de la sala y plantearle una subida de sueldo si fuese necesaria o simplemente para hacer ver a tus compañeros de trabajo por qué tú cobras más que ellos. Al final, el DJ es otro profesional de la noche pero con unas características que lo diferencian de otros profesionales y que al final deben ser tenidas en cuenta para una justa compensación económica.

Fuente: http://www.tecnologiadj.com/